L O A D I N G
blog banner

De “usar el tiempo de otros” a “lograr los objetivos de la estrategia”, en un par de pasos

“Los líderes construyen el futuro con sus equipos, los Jefes monitorean que los empleados dediquen el máximo de tiempo a su trabajo… ¿tu estrategia está usando bien lo que tienes?”

El líder debe guiar a su equipo para conseguir los objetivos de la compañía. Para ello debe comprender la situación actual y determinar qué se necesita ejecutar para conseguir los desafíos planteados. Quien simplemente supervisa el trabajo diario y es respetado por el cargo que posee, debe disfrutar muy bien de esos escasos momentos de confort que le depara el futuro.

El desconocimiento de cómo es la organización, cuál es el futuro que pretende, cómo se alineándole los objetivos y los proyectos ejecutados, junto con la incapacidad de tomar decisiones sobre el desarrollo de iniciativas que incrementan los problemas y usan los recursos de modo ineficiente, son males que experimenté como consultor de tecnología y procesos de negocio, que apoyaba a tomadores de decisiones; y situaciones de las que me tuve que hacer cargo mientras era líder de un equipo, como Gerente de primera línea.

Hasta hoy, continúo con esa sensación que se trabaja mal, pues no se comprende cómo conseguir los objetivos propuestos.

A continuación presentaré una metodología para mejorar la asociación del trabajo diario con los objetivos de la compañía. Si entendemos lo que hacemos, seremos más efectivos en conseguir la posición que deseamos.

Método Run, Grow, Transform.


Los seres vivos estamos continuamente evolucionando, ya sea manteniéndonos en forma, creciendo o renovándonos. Lo mismo ocurre con las compañías.

Una compañía que se mantiene en forma, intenta que sus procesos sean más rápidos, mejores y con menores costos. Una que crece, intenta expandir lo que hace; si lo hacía en una fábrica lo hará en dos, o lo que hacía en una ciudad lo intentará en un país. Finalmente, los que se transforman es porque ya no desean realizar las cosas como habitualmente lo hacían, o simplemente, se dedicarán a realizar otras actividades.

El método de la consultora de tecnología de Gartner, denominado “Run, Grow and Transform”, puede ser extendido más allá de la tecnología, tal como la tecnología cada vez intercepta más procesos de negocio. Las estrategias del método Run, Grow and Transform, puede ser resumido en:

  • Estrategia Run, para las empresas que deben mantener las capacidades del negocio
  • Estrategia Grow, para quienes necesitan mejorar y ampliar las habilidades de una compañía
  • Estrategia Transform, para quienes necesitan cambiar los principales vectores con los que una compañía viene trabajando mucho.
Modelo Run Grow Transform

¿Qué hacer para asociar las estrategias a mi trabajo diario?

Los líderes de equipos debemos comprender cuáles son los objetivos de la compañía y su rol en la sociedad. Desde allí pueden identificar distintos roles a los que dedicarán tiempo y priorizarán. De este modo, podrán saber cómo están compuestos sus equipos de trabajo para conseguir los objetivos.

  • Los líderes operacionales, serán aquellas personas que entienden cómo funcionan los procesos de negocio y conocer los mecanismos para asegurarse que son ejecutados de forma eficiente y minimizarán los tiempos perdidos cuando existan problemas.
  • Los líderes de mejora, quienes comprenden los cuellos de botella de los procesos y se motivan a destrabarlos, ampliando las posibilidades de desarrollo.
  • Finalmente, los líderes de innovación, quienes disfrutan de convertirse en articuladores de la metamorfosis de la compañía. Hábiles para cambiar el funcionamiento de los equipos y dar alternativas a quienes son reacios a los cambios.

Los proyectos son el fiel reflejo de hacia donde estamos moviéndonos. Tal vez pensamos que son los grandes proyectos transversales los que hacen evolucionar a las compañías, sin embargo, el día a día permite explicar mejor a qué nos dedicamos la mayor parte del tiempo.

Si estamos habituados a las tareas comerciales, podemos pensar en proyectos Run a los proyectos que dedicamos para mantener el market share o el número de clientes; una evolución Grow cuándo mejoramos lo procesos para mejorar nuestra capacidad de absorción de mercado y atención de un número mayor de consumidores. Finalmente, la estrategia Transform será la que se dedica, por ejemplo, a convertir procesos offline en online y establecer esa omnipresencia en el diálogo con los clientes.

Pero no sólo en el área comercial es donde se juega la evolución de la compañía. En el día a día, es operaciones quienes con una estrategia Run, pretenden mantener la disponibilidad de la maquinaria y que los servicios entregados tengan los menores tiempos muertos posibles. Quienes crean que Grow es el camino, intentarán abrir una nueva línea de producción o establecer en otra ciudad una nueva oficina. Del mismo modo, que los procesos de diálogo del cliente sean directamente desde los centros de producción, evitando los puntos de venta físico, es una estrategia transforma, que exigirá a la logística de la compañía, atender a los usuarios en el tiempo y la forma deseado.

Pero si entendemos la tecnología como el origen de esta estrategia Run, Grow y Tranform, no podemos olvidar que mantener los servidores y que los servicios de venta estén siempre disponible, apuntará a una estrategia Run; que el uso de micro servicios, nuevas bases de datos o infraestructura en la nube, habla de una estrategia grow, como el uso de la inteligencia artificial para generar ventas online a través del marketing relacionar, será una estrategia Transform.

Cuando identifiquemos todos esos proyectos, podremos saber a que nos dedicamos la mayor parte del tiempo. Estaremos manteniendo la operación por sobre todas las cosas; o intentando aumentar los volúmenes de venta y los márgenes para poder desarrollarnos, o definitivamente buscando nuevos desafíos que permitan descubrir nuevos negocios o industrias. Sin embargo, ¿cuál es el mejor trabajo posible?

Es natural comprender que la estrategia de una compañía es una combinación de las tres y nadie podría asegurar el futuro de una empresa, confiando sólo en una. Sin embargo, identificar las prioridades, ayudará a que las críticas de los stakeholders puedan desaparecer, debido que entienden cómo se localizan los esfuerzos, porque el trabajo del día a día pretende salir de la zona de confort, donde los responsables y accountables de los procesos puedan destinar el presupuesto que se les asigna y el trabajo que generan a conseguir los objetivos.

Será trabajo del líder, decir que no a lo que la compañía no prioriza, pero algunas personas desalentadas con algo de poder, intenten forzar.

Ya sabremos identificar quien es quién en nuestro equipo de trabajo y cuáles son los tipos de proyecto que realizamos. Tan solo necesitamos clasificar los objetivos para poder entender cómo vamos a organizar nuestro esfuerzo.

Tenemos tres tareas:

  • Conocemos los objetivos
  • Planificamos los proyectos
  • Hacemos participar a las personas en las tareas para las que están mejor preparados.

Posterior a ella, podremos justificar cuando tengamos que decir que no.

Si crees que esta metodología puede ser útil, compártela en tu organización.

https://blogs.gartner.com/smarterwithgartner/files/2017/12/PR_050_326127_StepstoAIOpsExcellence_graphic.png

¿Están dispuestos a arriesgarse a entender si son líderes o solo maximizan el tiempo dedicado a trabajar para la compañía?

Puedes comunicarte conmigo, a través de las redes sociales, mi sitio web o en las notas de este canal. Si necesitas ayuda, no dudes en escribirme, si quieres que ayude a coordinar tu equipo, disponible estaré. Que tengan una muy buena semana y nos vemos en el siguiente post.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.